Hierbas y plantas para la maternidad

hierbas_para_sanar

Como te contamos antes, hay varias razones importantes por las que vale la pena usar las hierbas y las plantas en tu vida cotidiana. Y esto sigue siendo cierto cuando estás en el proceso de convertirte en mamá.

Teniendo en cuenta las precauciones básicas (consultar siempre con tu médico, y no “automedicarte” con las preparaciones herbales), las hierbas y las plantas también pueden acompañarte durante la gestación, el parto y el posparto. De hecho, durante muchas generaciones las hierbas han sido consideradas como parte de los cuidados básicos y los secretos de unas mañanas sin náuseas o de un parto tranquilo. Muchas de estas ideas vienen de tradiciones antiquísimas, y muchas han sido también comprobadas con diversos estudios, que nos aseguran que las hierbas efectivamente pueden ser aliadas de las futuras mamás.

Desde el momento de la fertilización del óvulo, el cuerpo femenino empieza a experimentar un montón de cambios, preparándose para hospedar a un pequeño ser humano en formación. Todos estos cambios, con frecuencia, traen asociadas molestias como fatiga, nauseas, dolor en las articulaciones, etc. Es aquí donde las plantas y las hierbas pueden ayudarte: aliviando algunos de sos síntomas y malestares, sin necesidad de recurrir a fármacos.

Hoy vamos a darte algunas ideas sobre cómo puedes usar preparaciones herbales durante tu proceso de llegar a ser mamá.

 

Gestación

A partir del tercer mes, puedes usar diversas preparaciones herbales para reducir mareos y dolores. Algunas de tus aliadas son: la menta, la hierbabuena, el jengibre, el tomillo, el trébol rojo, la corteza de tilo y las flores (no las hojas) del romero, el azahar y el sauco. Puedes consumirlas en infusión, poniendo agua a hervir, y —después de apagar el fuego— dejando las hojas o las flores en remojo en una olla bien tapada. También puedes consumirlas en decocción (especialmente el jengibre, para aprovecharlo mejor), poniendo los trocitos a hervir desde el principio con el agua, y dejando hervir un rato, también con la olla tapada para aprovechar bien todas las propiedades de la planta.

 

 

Post-parto y lactancia

Después del parto, tu cuerpo seguirá en proceso de transformación: readaptándose a su tamaño “natural”, y preparándose para alimentar a tu bebé. En esta fase tus hierbas aliadas para mantener el bienestar y estimular la lactancia serán las semillas de cardo mariano, el ajonjolí, la albahaca, el hinojo, el fenogreco y el anís pimpinella. La albahaca puedes prepararla en infusión, y las semillas se aprovechan mejor en decocción. El fenogreco, específicamente, se aprovecha mejor si lo has puesto a remojar un rato antes de consumirlo.

 

 

 

IMPORTANTE:  Hay que hacer énfasis en la importancia de que consultes todas tus dudas con tu médico. Si bien es muy agradable pensar en tratar los malestares con hierbas y plantas, algunos malestares pueden ser síntomas de algo más serio, así que la asesoría de un profesional es siempre lo más recomendable. También es importante anotar que hay infusiones herbales que están contraindicadas durante la gestación, porque pueden generar contracciones en el útero. Algunas de las hierbas que debes evitar durante la gestación son: ruibarbo, poleo, manzanilla, ortiga, cidrón, hibisco, hipérico, perejil, corteza de sauco, caléndula, canela, romero, salvia, hoja de coca, valeriana, hinojo, eucalipto, boldo, aloe vera, damiana, malva, milenrama, quina y ruda. También es importante que evites el uso tópico de aceites esenciales.

 

¿Has usado alguna de estas pócimas para el bienestar durante el embarazo o la lactancia? ¿Añadirías alguna a la lista? ¡Compártelas en los comentarios!

*   *   *

Mariana escribe en el blog de Yerbatería, y también habla sobre sostenibilidad y vida buena en su blog Cualquier cosita es cariño, donde puedes encontrar información e inspiración para tener una vida más equilibrada contigo misma/o con el planeta, y con todos los seres que lo habitan.

Fotos obtenidas aquí y aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×