5 hierbas que te ayudan a conciliar el sueño

5-hierbas-para-dormir

Estar híper-estimulada/o es ya un asunto cotidiano, un “mal necesario” para nuestros estilos de vida. Estamos constantemente pegados a las pantallas, recibiendo información a borbotones, y tratando de filtrar lo importante de lo urgente y, aunque sentimos que lo logramos, muchas veces tanta estimulación se queda dándonos vueltas en la cabeza aunque no nos demos cuenta…

… y termina por pasarnos la factura en la noche, cuando estamos echadas/os en la cama con ganas de dormir, y sentimos que no podemos “apagar” el carrusel de imágenes, tareas pendientes, recordatorios, ideas, proyectos, discusiones, y todo lo demás que sigue pasando a toda velocidad por nuestra mente, haciendo que sea cada vez más difícil conciliar el sueño.

Como si toda esa información externa no fuera suficiente, muchas personas estamos acostumbradas a acelerarnos aún más consumiendo café, té u otras bebidas estimulantes que pueden llevarnos a estados de ansiedad, estrés e insomnio, convirtiéndonos en “clientes ideales” para fármacos calmantes y ansiolíticos, que no resuelven el problema sino que disimulan los síntomas, y, para acabar de ajustar, tienden a generar dependencia.

 

Está claro que hay casos de casos, y para algunas personas es absolutamente necesario recurrir a formulaciones farmacológicas, pero para la mayoría de nosotros lo único que hace falta es bajar un poco la velocidad, y ayudarnos con “pociones” herbales que sirven para reducir la ansiedad, calmar los nervios y, por lo tanto, dormir mejor.

Si esto de la ansiedad y la dificultad para dormir te suena conocido, las hierbas que te presentamos hoy se convertirán en tus mejores aliadas en la noche, te servirán como bebida aromática y calmante, y además puedes tener la tranquilidad de que no generan ningún tipo de dependencia.

Passiflora:

La passiflora, también conocida como pasionaria, es una planta trepadora con más de 300 especies aceptadas, principalmente distribuidas en América tripical y subtropical. Una de las especies más conocidas es la que tiene como fruto el maracuyá.

La flor de la pasionaria se ha usado en diversas culturas, y desde hace mucho tiempo, por sus efectos sedantes. Para aprovechar este calmante natural, puedes consumir una cucharada (aprox 2 gr.) de flor seca en infusión una hora antes de dormir.

Passiflora

 

Valeriana:

La valeriana es una planta herbácea nativa de Europa y algunas partes de Asia, que se usa desde la antigua Grecia para el tratamiento de la ansiedad y el insomnio. Puede llegar a medir hasta 120 cm de altura, y se caracteriza por sus flores rosa pálido.

Para aprovechar los beneficios calmantes de la valeriana, puedes consumir una cucharadita de raíz machacada, en infusión.

Valeriana

 

Cidrón:

Planta originaria de Suramérica, también conocida como hierba Luisa o verbena. Sus flores son blanquecinas, rosadas o con un leve tinte violeta, y sus hojas son alargadas y muy, muy aromáticas. Sus usos son diversos, en gastronomía y como planta ornamental, y también como planta medicinal por sus cualidades digestivas, carminativas y antiespasmódicas. Además funciona muy bien como relajante natural, ayudando a conciliar el sueño.

Para tener dulces y aromáticos sueños gracias al cidrón, puedes preparar una infusión usando varias hojas, que pueden estar frescas o secas.

Cidrón

 

Toronjil:

Planta nativa de Europa, también conocida como melisa y hoja de limón, con hojas pequeñas, dentadas y de superficie vellosa. Tiene un potente aroma cítrico que puede funcionar como repelente para insectos, y su aceite esencial se usa en perfumería. Su uso más difundido, en todo caso, es el uso medicinal: tiene propiedades antisépticas, ansiolíticas y antiespasmódicas.

Para disfrutar del toronjil y su aromática y calmante compañía, puedes prepararlo en infusión, añadiendo unas cuantas hojas frescas o secas, para consumirlo una hora antes de dormir.

Toronjil

 

Lavanda:

Muy reconocida por su aroma —que se usa con frecuencia como perfume para productos de limpieza— la lavanda es una planta originaria de la región mediterránea, con hojas alargadas y preciosas flores violetas agrupadas como en ramilletes. Su nombre viene del latín lavare, pues se usaba desde hace milenios como aromatizante para el agua para bañarse.

Su uso como planta medicinal es difundido y versátil: desinfectante, cicatrizante, para controlar los piojos, para reducir el dolor de cabeza y los dolores musculares, y, claro, para calmar la ansiedad y conciliar el sueño. Para aprovechar esas propiedades de la lavanda, prepara una infusión usando una cucharadita de flores frescas o secas de lavanda, y consúmela una hora antes de dormir.

Lavanda

 

Si tienes altos niveles de estrés y ansiedad, tomar una infusión no va a ser suficiente, claro, pero eso no significa que tienes que salir corriendo a comprar una pastilla en la farmacia. Es importante que evaluemos nuestro estilo de vida, y que encontremos la verdadera raíz de los problemas.

Muchas veces lo que necesitamos no es consumir algo que viene de afuera, sino replantear los ritmos que nos imponemos “desde adentro”, bajarle a la velocidad, reemplazar algunas horas de televisión por un rato de descanso, evitar el uso del celular en las horas previas a dormir, tomar un baño en la noche para relajarnos… y acompañar todas esas nuevas rutinas más respetuosas con nosotras/os mismas/os con una infusión de hierbas calmantes, para que nuestro cuerpo aproveche mejor el descanso nocturno, y así podamos despertarnos realmente renovadas/os.

¿Usas alguna de estas hierbas? ¿Cuál es tu favorita? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

 

*   *   *

Mariana escribe en el blog de Yerbatería, y también habla sobre sostenibilidad y vida buena en su blog Cualquier cosita es cariño, donde puedes encontrar información e inspiración para tener una vida más equilibrada contigo misma/o con el planeta, y con todos los seres que lo habitan.

Fotos obtenidas aquí, aquí, aquí, aquí, aquí y aquí.

2 comentarios de “5 hierbas que te ayudan a conciliar el sueño

  1. Pingback: Tres maneras preparar bebidas aromáticas con hierbas | Yerbateria

  2. Pingback: Los aceites y la belleza natural | Yerbateria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×