7 plantas que te ayudan a repeler insectos de manera natural

repelentes_online

Los insectos son seres fascinantes, los hay de todos los tamaños, formas y colores. Son, literalmente, el grupo de animales más diverso de la Tierra, y están casi en todos los lugares del planeta, incluyendo los océanos. 

Cumplen un montón de tareas que mantienen la salud de los ecosistemas, y muchos de ellos son también polinizadores, así que gracias a ellos podemos disfrutar de montones de vegetales, hierbas y plantas comestibles y ornamentales. Pueden ser intimidantes, sí, porque algunos son venenosos o transmiten enfermedades, pero definitivamente son esenciales para el equilibrio de la vida en el planeta.

Por eso es importante que entendamos que no es posible vivir en un entorno sin insectos, porque ellos también hacen posible que exista nuestro entorno. Eso no significa que tengamos que resignarnos a vivir con casas invadidas por pulgas, o que tengamos que tolerar todas las picaduras de los mosquitos cuando estamos de paseo… lo que podemos hacer es empezar a usar las plantas y las hierbas como aliadas estratégicas, para mantener a raya a los insectos que no queremos cerca, sin hacer daño a los otros animales y sin llenar de cosas tóxicas nuestro propio cuerpo.

Hoy te contaremos sobre algunas plantas que tienen propiedades repelentes, y que puedes usar para repeler insectos de manera más natural.

 

Ajenjo:

También conocido como “hierba santa”, es una planta medicinal originaria de las regiones templadas de Europa, Asia y África. Tiene montones de aplicaciones curativas, y se usa también para la fabricación de la absenta y el vermut. Antiguamente se usaba como repelente para polillas, y también ayuda a repeler insectos en los cultivos si se siembra de manera intercalada con otras plantas.

 

Hierba de San Juan:

Es una hierba medicinal originaria también de las zonas templadas de Europa, Asia y norte de África. También se encuentra en América, donde normalmente se considera maleza. Se ha usado tradicionalmente para controlar los gusanos intestinales, así como para tratar la bronquitis, los resfriados y el sangrado nasal. Se usa también para repeler insectos, sembrándola en los jardines.

 

Ajo:

Se cree que este habitante habitual de nuestras cocinas es originario de Asia. Es más conocido por su uso gastronómico, pero también tiene diversos usos medicinales, como antibiótico y para combatir hongos y virus. También es un eficaz repelente para el caracol africano. Sus propiedades varían según si se usa crudo o cocinado.

 

Ají:

También conocido como “chile”, es una variedad de pimentón picante originaria de América. Su uso es principalmente gastronómico, pero también tiene usos medicinales, como anestésico local por su capacidad de adormecer la región en la que se aplica. También funciona como repelente de insectos, especialmente para evitar las plagas en las plantas comestibles y ornamentales.

 

Limoncillo:

Es una planta herbácea, muy aromática, originaria de la India, Sri Lanka y Malasia. Se le conoce también como limonaria, hierba limón y toronjil de caña, y tiene diversos usos medicinales, especialmente para mejorar la digestión. Es muy efectivo como repelente para mosquitos, y a la vez atrae a las abejas (que son esenciales para la polinización de muchos cultivos) así que resulta muy útil para recuperar enjambres y promover la biodiversidad.

 

Geranio:

Los geranios son plantas que normalmente se usan en jardinería, por sus vistosas flores y su aroma; pero lo que mucha gente no sabe, es que su presencia en los jardines también puede ayudar a repeler insectos y, por lo tanto, a evitar plagas en las plantas que las rodean.

 

Clavos de olor:

Los clavos de olor, que son bien conocidos en la cocina, se obtienen de un árbol originario de Indonesia. Se utilizan frecuentemente como especia y como aromatizante. También tiene usos medicinales, especialmente para reducir el dolor en los dientes por sus propiedades analgésicas y anestésicas. Su fuerte aroma resulta muy útil para repeler mosquitos.

 

Neem:

También conocido como lila india o margosa, es un árbol originario de India y Birmania. Es muy resistente a las sequías, y vive sólo en zonas tropicales y subtropicales. Las hojas y el aceite que se obtiene de sus semillas son antisépticos y antiparasitarios, y también funciona muy bien como fertilizante y como repelente para evitar plagas en plantas comestibles y ornamentales. Es importante tener cuidado al usarlo, pues puede llegar a ser tóxico si se consume.

 

Con todas estas plantas puedes empezar a experimentar para hacer tus propios repelentes naturales, y también puedes recurrir a nuestras mezclas especialmente formuladas: repelente herbal, para mantener a los mosquitos lejos de tu piel, y extracto antipulgas, para mantener el pelo de tus animales de compañía libre de insectos, y libre de compuestos tóxicos y contaminantes. También puedes recurrir al extracto de neem de Sativa, para controlar los bichos en tus plantas de manera natural.

 

¿Has usado alguno de estos repelentes naturales? ¿Cuál es tu favorito? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

 

Las fotos fueron obtenidas a través de Wikimedia Commons, y también aquí

 

*   *   *

Mariana escribe en el blog de Yerbatería, y también habla sobre sostenibilidad y vida buena en su blog Cualquier cosita es cariño, donde puedes encontrar información e inspiración para tener una vida más equilibrada contigo misma/o con el planeta, y con todos los seres que lo habitan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×