Los aceites y la belleza natural

aceites_naturales


Desde siempre me he sentido atraída por los tratamientos naturales para el cuidado cosmético de la piel y del pelo. Recuerdo que cuando era todavía muy niña, uno de mis juegos favoritos era experimentar con cuanto menjurje se me ocurriera. Desde un lugar muy intuitivo y siguiendo los consejos de las mujeres de mi familia, jugaba con los elementos y poco a poco entendía las propiedades de las diferentes mezclas.

 

Entendiendo lo tóxicos que pueden llegar a ser los productos cosméticos, teniendo en cuenta que la piel es nuestro órgano mas extenso, y por ende, por donde se absorbe mayor cantidad de toxinas, decidí, hace un par de años no volver a usar ningún tipo de producto químico en la piel. Respecto al pelo, confieso que todavía no he logrado liberarme totalmente de los productos del mercado, pues algunas veces, sobre todo por falta de tiempo, recurro a lo que esté disponible mas rápido. De cualquier manera, cada vez mas trato de incorporar productos naturales dentro de mi rutina de cuidado del pelo. Esto viene de una elección no solo por tratar mi cuerpo mejor, sino también como rechazo a la industria cosmética y sus prácticas de testing en animales. Esto me ha llevado a descubrir el maravilloso mundo de los aceites y sus increíbles beneficios. 

En esta experimentación descubrí, por ejemplo, que el aceite de coco, muy de moda actualmente, es muy efectivo, pero sólo para pieles o pelos grasos, pues, a diferencia de otros aceites, como el de argán, tiene menor contenido de grasas y puede resecar. Descubrí también que el mejor humectante para mi piel que tiende a ser muy seca, es el aceite de almendras. Además, este aceite es buenísimo para hacer que el bronceado se prolongue y la piel no se pele después de haber estado expuesta al sol. En este proceso descubrí el sérum facial (caléndula/lavanda o cola de caballo/ajenjo) y el sérum capilar de Yerbatería. El efecto es tan rápido que la piel se siente diferente con solo un uso y hoy en día no faltan dentro de mis cuidados. Es tanta la fe que le tengo a estos dos productos, que viví durante dos años en Alemania y cada vez que volvía a Colombia o que alguien viajaba le encargaba muchos frasquitos. Cada vez que tengo la oportunidad, regalo alguno de estos frascos y tanto a las mujeres, como a los hombres que lo han probado, han quedado fascinados con el. 

Los tratamientos cosméticos como los conocemos comúnmente, están, a mi parecer, mal planteados, ya que recurren usualmente a “tapar y esconder imperfecciones” en vez de buscar sanarlas y realmente contrarrestarlas. La cosmética debería entonces servir para nutrir, hidratar y reparar las zonas del cuerpo que lo requieran mas desde la búsqueda de un bienestar completo que desde una búsqueda de la “perfección”. Uno de los roles de Yerbatería, desde que empezó hace 4 años a compartir la magia natural y bienestar a través de las plantas, ha sido precisamente intentar redefinir este tipo de cuidados que le damos a nuestra piel y a nuestro pelo, así que hoy queremos contarte un poco acerca de los grandes beneficios de incorporar los aceites de algunas plantas muy especiales para nosotros, como parte integral de las rutinas del cuidado.

 

Aceites prensados en frío

Los aceites prensados en frío se producen a través de un proceso que requiere tiempo, ya que se debe exprimir la semilla hasta que el aceite salga. Gracias a este proceso lento, los aceites retienen no solo su color y sabor natural, sino también su valor nutritivo, el cual es trasladado al pelo y a la piel.

 

 

Para el pelo

Coco 

El aceite de coco es muy recomendado a nivel cosmético. Además del sinnúmero de beneficios que se le atribuyen, contiene una gran cantidad de vitaminas, minerales y proteínas que nutren el pelo. Una forma de usarlo es poniéndose un poco desde la mitad hasta las puntas y dejándolo actuar durante treinta minutos. Mi recomendación es que se use en un pelo con tendencia grasosa. 

Aguacate 

Los beneficios de una mascarilla de aguacate en el pelo son ampliamente conocidos. El uso del aceite es aún mejor, ya que concentra en mayor cantidad todas las propiedades de la fruta – antioxidantes, grasas esenciales, minerales, biotina y vitaminas (A, B-5, E). Esto, permite la eliminación del frizz y aumenta el crecimiento del pelo, ya que estimula la circulación sanguínea en los folículos pilosos. Se recomienda usar alrededor de una cucharada de aceite esparciéndolo por todo el pelo, haciendo un pequeño masaje en el cuero cabelludo y dejando actuar durante la noche para lavarlo al día siguiente. También, unas cuantas gotas del aceite después del baño ayudan a que el pelo esté más humectado y brillante y a que sea mas manejable. Dado que es un aceite robusto, se recomienda usarlo en casos de resequedad. 

Argán 

Hace unos años, cuando todavía no conocía los beneficios del aceite de Argán, estuve en Marruecos donde me sorprendí muchísimo con la popularidad de este aceite. En cualquier lugar que visitaba, los vendedores eran tan insistentes sobre sus propiedades, que decidí ensayarlo. Pues me bastó con probarlo la primera vez para constatar lo suave que dejaba mi pelo. La textura era increíble. Cuenta la leyenda que ya desde 600 AC, los fenicios lo usaban tanto para temas de salud como cosméticos. Por su alto contenido en vitaminas A, C y E se usa en tratamientos reparadores para el pelo. Puede dejarse actuar después de la ducha sin enjuagarse, ya que su absorción es rápida siempre y cuando no se exceda en cantidad.

 

 

Para la piel

Almendras

El aceite de almendras dulces es tan recomendable, que se aconseja como uno de los productos principales para humectar y masajear la piel de los bebés. Personalmente, está en el tope de mi lista siempre y cuando sea el puro, sin ningún tipo de aditivos químicos. Tiene la textura perfecta para una fácil absorbción y deja la piel totalmente nutrida, humectada y suave. Es además, un excelente desmaquillante. Recomiendo su uso diario después de la ducha en el cuerpo y por la noche antes de dormir en la cara para la piel media a seca.

Ajonjolí

También conocido como aceite de sésamo, es muy rico en antioxidantes, lo cual revitaliza, nutre y aporta firmeza a la piel, haciendo que parezca mas jóven, eliminando manchas y ayudando a disminuir cicatrices. Sus beneficios son mayores en las pieles secas y maltratadas o durante la exposición al sol, ya que cuenta con propiedades antisolares. Además, puede ser consumido en comidas, lo cual hace que trabaje desde adentro hacia afuera.

Onagra

El aceite de onagra proviene de las semillas de una flor conocida como prímula, nativa de Inglaterra y America del Norte. Este aceite es muy rico en Omega 6, lo cual contribuye a un alivio de los síntomas del eccema, del acné y de las uñas quebradizas, entre otros. Es también un poderoso anti inflamatorio. Se recomienda tomarlo en cápsulas.

 

Aceites esenciales 

Los aceites esenciales son compuestos aromáticos que se encuentran naturalmente en las semillas, corteza, raíces y flores de una planta. Son pequeñas moléculas que tienden a cambiar de estado (sólido o liquido a gaseoso) rápidamente dependiendo de la temperatura del ambiente. Se extraen de manera muy concentrada y potente, por medio de procesos de destilación, por lo cual, su uso debe ser en pocas cantidades. 

 

Jazmín

El aceite esencial de jazmín es un poderoso cicatrizante, ya que tiene una gran capacidad para estimular la creación de colágeno. Por esto, resulta un gran aliado de las mujeres embarazadas al momento de disminuir las estrías. Es además, antiséptico y antibacterial, lo cual lo hace ideal en caso de pequeñas heridas. Igualmente, se usa para tratar casos de psoriasis y eczema, así como también la piel muy reseca.

Manzanilla

El aceite de manzanilla es un gran hipoalergénico, además de actuar como antiinflamatorio y antiirritante, aportando un efecto calmante en la piel, hidratándola y favoreciendo su cicatrización. Adicionalmente, aplicado en el pelo, sirve para aclararlo. Al igual que con todos los aceites esenciales, se recomienda usar unas pocas gotas, ya sea mezclándolo con otro aceite base (coco o almendras) o directamente en las áreas deseadas. 

Lavanda

Además de reducir el estrés y la ansiedad, en la piel, el aceite esencial de lavanda ayuda a tratar el acné, a limpiar y a nutrir, así como también a combatir la irritación, por lo cual es bueno usarlo en casos de exposición solar prolongada. Es muy recomendado también para promover el crecimiento del pelo, ya que tiene efectos que contrarrestan la alopecia. Puedes agregar unas gotas del aceite a tus productos faciales o capilares. Personalmente, uso una botellita con aspersor que contenga agua destilada y le pongo algunas gotas. Aplico la mezcla en mi cara como tónico o para refrescar mi piel. 

Rosa

La esencia de rosa (Rosa Damascena), al igual que la lavanda, es ampliamente usada en cosméticos. Ya en la entrada del mes pasado, te comenté un poco sobre las propiedades afrodisíacas de las rosas. Pero resulta que estas también contienen un sinnúmero de beneficios para la piel que ayudan a mantener un balance en su hidratación, reduciendo las imperfecciones y promoviendo un tono parejo. Al igual que con la lavanda, se recomienda usar algunas goticas mezcladas con otros productos de tu preferencia o con un poco de agua destilada en un atomizador. Dicen que bañarse con agua de rosas atrae el amor, personalmente lo recomiendo porque la piel se siente y huele increíble después. 

Ajenjo

También conocido como Artemisia absinthlum, el aceite esencial de ajenjo es recomendado para los problemas circulatorios y para curar infecciones de la piel y hongos debido a sus propiedades antisépticas. Basta poner algunas gotas en un poco de algodón y aplicar en el lugar deseado. 

 

Los aceites han sido quizá el elemento cosmético principal a través del tiempo y de la historia. Como cada mes, te recomendamos un uso moderado y consciente de los ingredientes naturales, pues todos los cuerpos y por ende los efectos pueden variar un poco. Esto hace parte de iniciar un ejercicio no solo para conocer tu sistema, sino también para desarrollar una relación cercana con las plantas. Muchos de los componentes mencionados hacen parte de los productos de Yerbatería y los puedes encontrar en nuestra tienda . Te invito a que conozcas también nuestro sérum anti ojeras y nuestra mixtura regeneración, cuyo propósito cosmético empieza de adentro hacia afuera. De esto, te contaremos en detalle en una siguiente entrada, así que ¡mantente atento!

 

4 comentarios de “Los aceites y la belleza natural

  1. Natalia Ramirez dice:

    hola! que buen articulo, es totalmente cierto, la industria cosmética debería dedicarse a sanar as imperfecciones en vez de esconderlas..
    Al igual que tu, también me dedico a cuidar de mi piel de forma natural y quisiera saber donde consigues todos los aceites naturales y sin adiciones, en Bogotá? sobretodo para la cara que es más delicada y no deberíamos usar aceites con fragancias u otro tipo de aditivos..
    Gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×