Ceremonia de Luna en Tauro

Los seres humanos estamos profundamente desconectados de nuestras raíces, del espacio que habitamos, del lugar que ocupamos, de nuestro cuerpo y de La Tierra. Esto ya lo sabemos. Se nos ha olvidado ser, estar, contemplar, observar en calma. Esto ha generado una profunda desconexión con los ciclos de la naturaleza, con nuestra esencia y con nuestra divina Casa-Planeta. Y es una pena porque es a través de nuestro cuerpo que experimentamos la vida. A través de nuestro cuerpo disfrutamos y saboreamos lo que nos rodea. 

Hoy, que la Luna está empezando un nuevo ciclo y que lo hace en Tauro, el signo astrológico relacionado a La Tierra, queremos invitarte a que, por medio de una exploración de tus sentidos, te conectes con tu cuerpo, con tus espacios físicos; con tu casa, con tu entorno y que desde esta conexión te enraíces en La Tierra.

Queremos invitarte a ser parte de nuestro Pechiche Lunar. Pechiche porque en el caribe colombiano, esta palabra quiere decir, darse mimos, darse cariño. Lunar porque nos encanta conectar con los ciclos de la naturaleza y abrir espacios para observar y para sentir fuera del razonamiento.

Consideramos absolutamente vital entender y honrar los espacios de contemplación, de introspección y de quietud. Solo ahí, cuando respiramos profundamente y dejamos que la energía se asiente, podemos realmente entender, percibir, apreciar. Solo cuando paramos las revoluciones y la sobre estimulación a la que estamos tan expuestos, podemos recibir la belleza de la vida.

Prepara tus elementos mágicos para tu Pechiche Lunar, encuentra tu espacio sagrado. No importa si no los tienes todos. Improvisa y adáptate. Desconéctate y permítenos acompañarte.

Elementos Mágicos 

Vela: Símbolo de encender tu luz, tu fuego, tu claridad. Puede ser cualquier vela, de cualquier color, lo importante es que haya fuego. Ideal sería Vela Luna.

Sahumerio: Símbolo de transmutación. Purifica la energía y eleva tu vibración. Puede ser cualquier planta o madera seca. Una ramita de pino, eucalipto o una astilla de canela, también puede ser una varita de incienso. Ideal sería Sahumerio Luna.

Piedra: Símbolo de conexión con la tierra, de arraigarse, de sentirse. Puede ser cualquier piedra que tengas o encuentres. También tus cristales de poder. Ideal un cuarzo, una amatista, un jaspe rojo o una pirita.

Vapores aromáticos: Para de inhalar, recibir y nutrirse con las bondades de las plantas. Al inhalar vapores medicinales, ese poder de las plantas llega a tus pulmones y se distribuye por todo tu cuerpo a través de la sangre. Puede ser cualquier planta aromática que consigas fácilmente como hojas de eucalipto, pino o menta. No olvides observar a tu alrededor, puedes tener una planta de estas muy cerca y no lo habías notado. Ideal Mixtura RespiraciónRegeneración, Serenidad o Poción Floral.

Flores: Símbolo de amor, belleza, delicadeza. Para recordar la belleza y perfección que hay en tí y en toda la creación. Puedes usar cualquier flor, fresca o seca. Nuevamente, observa a tu alrededor, hay flores por todas partes.

Espejo: Símbolo mágico del espíritu, de la memoria inconsciente, del autoconocimiento. El cristal, se une a su simbolismo de auto luminosidad, de visión interior perfecta y de pureza. En la Alquimia, el cristal simboliza la perfección espiritual. Los espejos están hechos con nitrato de plata, la plata es un metal poderoso relacionado con la energía de la Luna. Mírate en un espejo y reconocer tu perfección y belleza innata.

Papel y lápiz: Para escribirte una carta de amor. Asegúrate de que el papel sea biodegradable.

Semillas o tubérculo: Símbolo de fertilidad, abundancia, progreso material, de ofrenda. Puede ser cualquier semilla o tubérculo que tengas a la mano: lentejas, frijol, garbanzo, chia, quinoa, avena, papa, cebolla, jengibre, etc. Lo importante es que estas semillas vuelvan a la tierra como parte de tu ofrenda, junto con las flores, tu carta de amor y el agua de los vapores aromáticos.

Indulgencia: Símbolo de placer. La indulgencia es cualquier comida o bebida que te encante.

El Pechiche 

Recuerda que con esta ceremonia queremos estimular nuestros sentidos. Por eso, es muy importante que todo esté dispuesto para esto. Prepara tu espacio lo más bello que sea posible. Procura que haya flores, adornos y colores y que la luz sea tenue. Vístete con la ropa que más te gusta, ten en cuenta las texturas, puedes usar algo rojo para conectarte aún más con la tierra. Perfúmate y adórnate. Puedes ponerte un poco de Bruma Luna.

También puedes escuchar la guía sonora aquí. Procura que sea con una buena calidad de sonido. 

O sigue aquí los pasos:

1. Siéntate. Desconecta tus aparatos, apaga las notificaciones. Abre este momento para estar en calma.

2. Si todavía no lo has hecho, prende la velita y el sahumerio. Limpia tu espacio. Si tienes el Elixir Agua o el Elixir Tierra de Yerbatería toma unas gotitas. Concéntrate en alguna intención que le quieras poner a este momento que te estás regalando.

3. Agarra la piedra entre tus manos. Respira profundo y conéctate con las sensaciones de tu cuerpo. Visualízate en tu espacio favorito en la naturaleza. Percibe los sonidos, la temperatura, los colores. Conéctate con la exuberancia y abundancia de La Tierra en ese espacio. Invoca la calma, la paciencia, la presencia. Enraízate en ese lugar donde te conectas profundamente con la naturaleza.

4. Vierte el agua caliente en un cuenco. Pon unas gotas de aceites esenciales o de hierbas. Pueden ser frescas o secas. Respira profundo. Inhala despacio y siente como las plantas limpian tus pulmones, oxigenan tu sangre y nutren cada espacio de tu cuerpo.

5. Toma el espejo y mírate. Échate flores. Admírate. Resalta todo lo que te gusta de ti. Date un buen momento para hacer esto.

6. En el papel escribe una carta de amor que sea para ti y para La Tierra. Dale las gracias a tu cuerpo por ser tu mobil, por permitirte experimentar la vida, la belleza y la creación y agradécele a La Tierra sus bondades, su generosidad. Agradécele por sostenerte y alimentarte.

7. Cierra la Ceremonia con la indulgencia que escogiste. Disfruta. Saborea. Reconoce las sensaciones que te produce.

8. En cuanto puedas, siembra el papel en algún lugar junto a las semillas o al tubérculo. Pon el agua de la infusión aromática con las que hiciste los vapores y entrega tu intención. Ésta será tu ofrenda a la Madre Tierra.

¿Por qué hacemos ceremonias lunares?

Hacemos ceremonias lunares porque arquetípicamente la luna está relacionada con nuestra madre, con nuestra energía primordial y con lo que somos desde antes de identificarnos con nuestro entorno, con nuestro ego.

Hacemos ceremonias lunares para despertar espacios más profundos, rincones de nosotros mismos que se nos han olvidado y hacemos ceremonias lunares porque la luna dirige el fluir de las emociones.

Por último, hacemos ceremonias lunares porque la luna rige las mareas, la sabia de las plantas y marca los ciclos de la siembra y la cosecha. Entonces, como forma de renovarnos, de sembrar algo nuevo, de empezar otro ciclo, hacemos ceremonias lunares.

Gracias por leernos, por abrir tu espacio y por participar en nuestro Pechiche Lunar del Toro. Aquí podrás encontrar siempre esta información, para que hagas tu Pechiche cuando lo necesites o cuando quieras. Idealmente, hazlo durante el mes de Tauro, para que puedas conectar con su energía de contención, de calma, de placer y de disfrute. Recuerda lo importante que es tener momentos de pausa, de silencio, de observación y de volver a lo esencial.

 

4 comentarios de “Ceremonia de Luna en Tauro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×